jueves, 14 de junio de 2007

Dudas razonables




Estaba uno tan tranquilo habiendo sido monaguillo en la infancia y caballero portapasos en la madurez, eso si, de María Magdalena, cuando de repente la luz de un angelito le descubre los secretos de la religión indú, basada en el Kamasutra.
¿Que debo hacer en estos momentos?
¿Rezar? ¿renegar de la fe?
¡Yo creo que me voy a convertir! La nueva creencia promete.
Este verano me voy a la India.

1 comentario:

Soñadora compulsiva dijo...

Ay pillin, pillin, que cara de niño malo desde pequeñin.