miércoles, 6 de junio de 2007

¿Hay soledad en el corredor de fondo?


En el año 1962 se estrenó la película "La soledad del corredor de fondo" dirigida por Tony Richardson. Desde entonces se creó el mito de la soledad de los fondistas como si los demás humanos no tuviesen soledad en algún momento de sus vidas.

A lo largo de tantos años de practicar atletismo no he experimentado esa soledad en los entrenamientos, acompañado por los compañeros, y cuando he entrenado individualmente me he sentido rodeado por esos seres de la naturaleza, animales o vegetales, disfrutando del paisaje.

Que le pregunten al "exiliado" por esas correrías en solitario por la orilla del Guadalquivir o a Manolo Robles por sus entrenos veraniegos por esa playa de As Catedrais en la costa de Lugo.

Este verano vamos a organizar un entrenamiento a lo largo y ancho de esa maravilla cartagenera que es el Parque Natural de Calblanque. Y no va a ser en soledad.


1 comentario:

Albatros dijo...

La soledad la lleva uno cuando tiene cualquier problema en la vida y no sé ve arropado.
A lo largo y ancho de este mundo de carreras jamás me encontré solo, rodeado de amigos, de compañeros de mi club, de otros clubes y como dice Peralico, rodeado de esta tierra que vivimos.

Entrenar en Calblanque es entrenar en el Paraiso Terrenal.