lunes, 6 de marzo de 2017

Media Marathón de Cartagena 2017

Se disputaba la XXIV Media Marathón de Cartagena, en la mañana del 5 de marzo de 2017, con la presencia masiva de atletas del club Marathón Cartagena.

Club Marathón Cartagena

Sin lugar a dudas, la Media Marathón de Cartagena es de las mejores por cuota de inscripción (de 9 a 13 euros, según tramos), bolsa del corredor y atención al mismo tras terminar la prueba, incluso con degustación de paella para atletas y acompañantes.

Salida de la prueba

Sin embargo, tiene un lunar, que se repite año tras año, al circular los coches por carriles paralelos en el Paseo Alfonso XIII y en la Alameda de San Antón.

Además de tragar humos de los coches, el riesgo de accidentes está a la orden del día.

En la prueba de este año fuí testigo de dos incidencias, una a la altura de la Lonja, donde un coche cruzó entre los corredores, y un accidente en el cruce entre la calle Esparta y Jacinto Benavente, cuando un policía local dio paso a los coches entre un grupo de corredores que me precedían, calculando mal el tiempo de paso, obligando a frenar bruscamente a uno de los coches, con la consiguiente colisión en cadena, a escasos metros del grupo en el que iba. 

Es una vergüenza correr una prueba sin el circuito cortado a cal y canto, como ocurre en Orihuela, Elx o Santa Pola, por poner algunos ejemplos cercanos.

 Tirando de mi hijo Damián

Volviendo al plano deportivo, participaba este año con la ilusión de correr acompañando a mi hijo Damián, en su segunda media marathón, tras su debut en la distancia en Valencia, hace cuatro meses.

 Damián, Ramón y Pablo Pérez

La primera vuelta fuí por encima del ritmo deseado, con tal de tirar de mi hijo, a sabiendas que tarde o temprano, pagaría las consecuencias.

A pesar de todo, las sensaciones eran similares a la de mi última media marathón en Orihuela.

En el Km. 14

Iban pasando los kilómetros, y el ritmo era constante, junto al compañero Pablo Pérez Esparza.

Mirando el crono, sabía que mi hijo iba a bajar un buen puñado de minutos, y que yo, si no pinchaba mucho haría la mejor marca de los últimos dos años, en los que apenas he tenido ritmo de entrenamientos.

En el Km. 17

En el Km. 17 empezaba a sufrir, pero la presencia de mi nieto Hugo, me daba un subidón para poder aguantar unos metros más, al ritmo que ahora imponía mi hijo.

Hugo y Damián

En el Km. 18, las piernas comenzaban a flaquear, por lo que le dije a Damián que se fuese para arañar segundos o minutos al crono.

Poco después, presencie el accidente descrito, entre los kilómetros 18 y 19. Si en vez de frenar el coche, se salta el alto, las consecuencia hubiesen sido otras, cuando un grupo de cuatro atletas estabamos a escasos metros del cruce.

En el Km. 18

Y eso que el lema del Patronato Municipal de Deportes de Cartagena es... "primero la seguridad del atleta", repetido por megafonía antes del inicio de la prueba esperando el O.K. de seguridad de la policía local.

Si pretenden que el Campeonato de España de Media Marathón se celebre en Cartagena el próximo año, con motivo del XXV Aniversario, lo primero que tienen que hacer es diseñar un circuito cerrado a cal y canto.

De lo contrario, que no presenten candidatura alguna, si no quieren hacer el más absoluto de los ridículos.

Damián en meta

Mientras por delante, mi hijo terminaba en un tiempo real de 1:42:48, bajando 11 minutos de su MMP en su debut en la distancia.

En meta

Sufriendo terminé los últimos tres kilómetros, no perdiendo demasiado tiempo, para realizar un tiempo real de 1:43:58, mejorando los cronos de las últimas medias realizadas.

Paco, Ramón y Damián

Un año más, la fiesta terminó entre cervezas y paella, en la carpa del club Marathón Cartagena, instalada en la Pista de Atletismo de Cartagena.

Una pena que una de las mejores pruebas de Media Marathón se vea empañada por el tráfico en el circuito, y lo más grave es que la Concejalía de Deportes no pone remedio, ni la del PP, ni la del PSOE y menos la de MC.

¡Será posible correr sin coches en Cartagena!

No hay comentarios: